Ganan pero… ¿convencen?

Si hay parón liguero es porque juega la selección. Sevilla suele tener un color especial, pero anoche el predominante, sin duda, fue el rojo. Los de Vicente del Bosque se midieron a Ucrania para ganar los tres puntos que les acercan a la clasificación para la Eurocopa del 2016. Los errores en el fútbol se pagan, por eso, en el Sánchez Pizjuán solo valía ganar, ganar y ganar como dijo en su día el ex seleccionador, Luis Aragonés. España ganó pero debe mejorar.

1966143_w2Queda poco más de un año para la gran cita del fútbol europeo. Sellar el pasaporte para estar en Francia es el claro objetivo, pero si eres la campeona y defiendes título no puedes defraudar a tus seguidores. España está en constante renovación buscando el once ideal. El once que le devuelva las alegrías que el Mundial de Brasil dejó por los suelos. El técnico Vicente del Bosque apuesta por dar oportunidades y es que ya son cincuenta y cuatro los futbolistas que han sido internacionales por primera vez gracias a él. Comenzó bien “la Roja” atacando, la combinación Isco-Iniesta parece que funciona. Pronto llegaron los sustos para los ucranianos aunque perdonaron el primero del partido a los veinticinco minutos. Y si unos perdonaron, los otros anotaron. Dos minutos más tarde, Morata inauguró el marcador español. En una jugada con Koke e Iniesta, el nueve desató la euforia en las gradas, y por supuesto, en el banquillo. Quedaban muchos minutos y no había que relajarse, los de Del Bosque insistieron pero al límite del descanso, el segundo gol no llegó porque Sergio Ramos se encontró con el larguero. El marcador no se movía y el uno a cero, de momento, sacaba sonrisas en las caras españolas.

Todavía quedaban cuarenta y cinco minutos y el partido estaba sin sentenciar. Los ucranianos buscaban el gol del empate y a punto estuvieron de conseguirlo a pocos minutos de la segunda mitad. Menos mal que Casillas salvó a España del empate. La afición por un momento contuvo la respiración, al final, fue un gran suspiro. Pero cuidado, por que los de Fomenko no se estaban dando por vencidos. Es más, se fueron creciendo con el paso de los minutos, mientras España tenía que espabilar. En un error del portero español casi estrenan el marcador pero Iker Casillas reaccionó a tiempo. “La Roja” comenzó a sufrir porque no hay dos sin tres y, de nuevo lo intentó Ucrania pero sin suerte. La furia roja perdía fuerza y de qué manera. En estas condiciones, y en el cuarenta de juego, los amarillos volvieron a asustar a “la Roja”. Quedaban cinco minutos para el final y todo era posible. España la tuvo en las botas de Cazorla pero esta vez fue el portero Pyatov quien evitó el gol.

Del Sánchez Pizjuán se llevan los tres puntos y algo más. La campeona debe mejorar, todavía hay tiempo. “Sin prisa pero sin pausa”. Son segundos en el Grupo C, estar en Francia sigue siendo un sueño aunque cada vez más real. Pero cuidado, porque a nadie le gusta que los sueños se conviertan en pesadillas.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Vapuleo rojiblanco al Real Madrid

Es el día del cine español. La noche de los Goya. Y por la tarde un partido de película. A estas alturas, está claro que los premios al mejor director, mejor guión, mejor interpretación y, por supuesto, mejor banda sonora son para el Atlético de Madrid. Y si alguien lo duda, que piense en Tiago, Saúl, Griezmann y Mandzukic. Han sido los cuatro fantásticos que han enrojecido al equipo blanco.atletico_de_madrid_fondos-2688927

Ni peligro, ni fuerza, ni juego y por supuesto, ni el gol de la honra ha conseguido marcar el Real Madrid. Serán el mejor equipo del mundo pero parece que tanto descanso no les viene bien. Se consuelan hablando de los números al final de la temporada. Pero el futuro es incierto, y el presente, me dice que dos más dos son cuatro. Y tres, los puntos que hoy han perdido ante su eterno rival. Eso matemáticamente hablando, porque la imagen de las caras merengues serán para los colchoneros muy difíciles de olvidar. La historia del Madrid hoy se ha escrito en rojiblanco, y ya llevan varios capítulos así y seguro que vendrán más.

El temporal de frío y nieve que ha azotado España está lejos de remitir en Concha Espina. Los merengues se han marchado helados de la ribera del Manzanares, y eso, que el ambiente no podía estar mas caldeado. Los indios habían encendido todas sus hogueras y no, precisamente, para fumar la pipa de la paz. Pero sí para proclamar, que casualidad, a los cuatro vientos que el Real Madrid había sido goleado.

Volviendo al cine, la de hoy no era una película entre indios y vaqueros. En frente estaban unos vikingos a los que ya les han descubierto su talón de Aquiles. Sin duda, cuatro bodas y un funeral. Si hablamos de cine español, ya que es su noche, y pensando siempre en el cuatro. Esos fueron los Goyas que se llevó “El Bola” y, precisamente, “ a su bola” andan por la casa banca. La película ya ha terminado. No pone “The End” ni “Fin” sino Tiago, Saúl, Griezmann y Mandzukic…¿Por qué será?…

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

 

 

España, de vuelta a casa

la foto

Lo decía Luis Aragonés, el que fuera seleccionador de España, hay que “ganar, ganar, ganar y volver a ganar”. Sólo la victoria permitía a “la roja” seguir soñando con el Mundial pero el sueño se convirtió en pesadilla. La segunda derrota de los de Vicente del Bosque pone punto y final a Brasil 2014. Los vigentes campeones, por si se les ha olvidado, han caído en la primera fase. Aun queda un partido ante Australia pero el interés por verlo es más bien escaso…Habrá que disfrutar viendo a las selecciones que con carácter y actitud defienden sus colores.

De “furia roja”, nada. Lo que ha hecho esta roja ha sido sacar los colores a una afición que esperaba mucho de los suyos y, sinceramente, no ha recibido nada. La derrota ante Países Bajos fue humillante pero todavía había que confiar y creer en la selección que tantas alegrías nos ha dado, pero tras el pitido inicial en Maracaná todo apuntaba a que poco había cambiado la selección que capitaneaba un cuestionado Casillas. El gol chileno de Vargas en el veinte no sólo generó más nerviosismo sino que abría la brecha en la escuadra española. El ambiente en Maracaná ya estaba más que al rojo vivo. España estaba tocada y a punto de hundirse. En el cuarenta y tres, Aránguiz batía a Casillas y subía el segundo al marcador chileno. Los de Sampaoli volvían a humillar a una España que “ni estaba ni se la esperaba”…

Llegó el ansiado descanso, ansiado para una afición que necesitaba respirar profundamente. Lo que estaba viendo no era lo que esperaba ver, pero la realidad es así de dura. “La Roja” volvía a defraudar…Está claro que es el fin de un ciclo. Los cambios en la selección ya son, a parte de evidentes, muy urgentes.

Quedaba una segunda mitad cargada de tensión, tensión por no sufrir una humillación mayor. A los chilenos les valía el resultado y los españoles…comenzaron bien con algo más de actitud pero perdonando ocasiones. Había que salir a por todas, total ya “de perdidos al río…” o mejor dicho, de perdidos a España. Según pasaban los minutos, la roja española hacía lo que podía pero nada.

Son famosos los siete enanitos de Blancanieves. Siete son los pecados capitales y desde hoy, siete son los goles que se llevan de recuerdo los vigentes campeones del mundo. Está claro que Brasil tiene algo que a los españoles no se les da bien. Se pueden marchar a ritmo de samba si eso les anima pero más propia es el “Adiós a España” de Antonio Molina.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

 

 

 

 

Sonrisas mexicanas, lágrimas españolas

image

Las hay amarillas, blancas, azules, a rayas…todas diferentes pero todas se llevan con la misma pasión. Hoy tocaba lucir la verde mexicana y la roja española. Sendas selecciones disputaban su primer partido de este mundial y su objetivo era el mismo: Sumar tres puntos. Unos se llevaron la cara y los otros la cruz de la moneda.

Eran las once de la mañana en México cuando la Tri saltaba al terreno de juego para medirse a la Camerún de Samuel Eto’o. Diluviaba en el estadio Das Dunas de Natal pero la afición estaba más que preparada para aguantar lo que fuera necesario y animar a los suyos. Con intensidad comenzó un partido que dominaban los de Herrera. Once minutos tardó Giovani en marcar el primer gol anulado del encuentro. A la media hora, el diez mexicano vio como su segundo gol tampoco subía al marcador….Y es que los errores arbitrales están siendo los protagonistas de los tres primeros partidos mundialistas…

Lejos de hundirse, los mexicanos querían estrenar el marcador pero no pudo ser hasta la segunda mitad cuando se hizo justicia. En el sesenta y en el rebote, Peralta hizo estallar a los suyos. La euforia se apoderaba de todos los hinchas de la tricolor que veían como su selección no les decepcionaba. En el descuento, Camerún a punto estuvo de marcar, menos mal, que sólo fue un susto. Con buen pie han comenzado los mexicanos. “Estamos más ilusionados” dijo Miguel Herrera tras el pitido final…Hagamos caso al míster porque el martes el rival será Brasil.

De la ilusión de unos, a la más absoluta decepción de los otros. “La Roja” vestía de blanco y blancos se quedaron los españoles al ver como los suyos encajaban no uno ni dos sino hasta cinco goles, es decir, una catástrofe. España defiende título y mucho tienen que cambiar las cosas para conquistar la segunda estrella. De penalti, en el veintiséis, inauguró el marcador español Xabi Alonso, pero esa fue la única alegría del encuentro para los españoles. La tormenta que se avecinaba nadie se la podía imaginar. Dos goles de Robben, dos de Van Persie y uno de Vrij anulaban a una España que dudaba, fallaba y, por qué no decirlo, defraudaba a muchos. Aún quedan dos partidos y las cosas no es que puedan cambiar, es que deben cambiar. La próxima cita será el miércoles ante Chile, esperemos que no nos saquen los colores… De momento, como dice la popular canción cinco lobitos nos han devuelto los holandeses…

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)