COLORES

b101fa9bdd0c35b4319fa7cdeb1495ae_XL

Mi columna para El Valle de México

Ondeaban las banderas españolas en el día de la Fiesta Nacional. Muchos madrileños salieron a las calles de la capital para ver el desfile militar y compartir con sus conciudadanos el amor por unos colores que unen y no distancian como pretenden algunos políticos. Toda España celebró esta festividad como se merece. Cada doce de octubre es diferente porque la actualidad marca, nos guste o no, los prolegómenos de los festejos. Con la sombra del independentismo de fondo y la sentencia a los políticos presos, el sentimiento español se vio reforzado. Posiblemente, a quienes llevan un lazo colgado de la ropa se les hayan revuelto las tripas, pero eso poco importa a quienes defienden con orgullo y la cabeza bien alta a su país. A estos no les importa pronunciar la palabra “España” y esa es la mejor arma para frenar a quienes intentan enfrentarnos.

Si hablamos de enfrentamientos, muchos se han quedado anquilosados en las dos Españas. En la España de la Guerra Civil, en la España del Franquismo. El Gobierno se ha propuesto exhumar los restos de Franco, de hecho, está a punto de hacerlo, pero la verdad es que la situación de nuestro país no pasa por el Valle de los Caídos. Pasa por los datos económicos, el desempleo, el malgasto del dinero público y muchos problemas que cualquier ciudadano de a pie sería capaz de enumerar al presidente del Gobierno en funciones. Con la vista puesta en las elecciones, los colores que priman ahora son los de los diferentes partidos políticos. Es mejor dejar atrás el pasado y pensar en el porvenir… Nos iría mucho mejor. Los ciudadanos quieren soluciones y promesas que se vayan a cumplir. Están hartos de ir a las urnas para nada, bueno, para nada no porque está visto que siempre hay quien se beneficia de la inactividad. La palabra más repetida es “desbloqueo” pero éste no puede llegar si no hay tiempo para sentarse a negociar. Para esto, hay que tener voluntad y ésta está en tela de juicio porque desde abril no será porque no han tenido tiempo… En fin, queda menos de un mes para saber qué color político es el que prevalece y con quién se mezclará para que España prospere.

Si de colores hablamos, esta semana se tiñe de rosa. Es el mejor prólogo para dar visibilidad al cáncer de mama que el próximo sábado celebra su día mundial. Hoy, el folio en blanco lo tiño de rosa, pero el cáncer tiene demasiados colores. Ojalá que en esas promesas electorales de las que hablaba no se olviden de la investigación. Gracias a ella, podemos ganar la batalla a esta enfermedad que trunca la vida de muchas personas. Sé de lo que hablo y sé lo que es ganar la batalla al cáncer, por eso, desde aquí traslado todo mi ánimo a quienes en estos momentos luchan contra la enfermedad. La fuerza de la vida es inagotable y para ello, os invito a que pintéis cada día de color esperanza.

El Valle: https://www.elvalle.com.mx/columnas-y-opinion/story/6626/colores

 

 

 

 

 

 

¡QUÉ BUEN VASALLO, SI HUBIERA BUEN SEÑOR!

b101fa9bdd0c35b4319fa7cdeb1495ae_XL

Mi columna para El Valle de México

Un día menos. Eso es lo que tienen en mente muchos españoles cada vez que oyen a los políticos todas sus promesas electorales y a pesar de que la campaña no ha empezado “oficialmente” ya estamos metidos de lleno en ella. Todo son encuestas y especulaciones. Los partidos confeccionan sus listas para el Congreso de los Diputados y el Senado para ofrecer a los ciudadanos a los “mejores” candidatos en las diferentes circunscripciones. Es importante aclarar aquí que en España la ley electoral no trata a todos por igual. Podría dedicar mucho espacio a explicarles cómo funciona la famosa Ley D’Hont, pero les aseguro que les liaría más y en quinientas palabras, más o menos, prefiero que hablemos de otras cosas. De hecho, cambiemos de tema.

Siempre es bueno evadirse de la realidad. Para esto hay muchas maneras y cada uno sabemos cuáles son los ingredientes que necesitamos para desconectar de la rutina. Eso sí, llevando por bandera nuestra mejor sonrisa porque siempre hay un buen motivo para lucirla en el rostro. Y pensando en evadirme decidí retroceder en el tiempo, adentrarme en la historia de mi tierra. Siempre presumiré de ser burgalesa, pero en esta ocasión llegar a Burgos me ha trasladado a tiempos de El Cid. Cuando estuve en México a muchos os expliqué su historia dado que mi nombre está vinculado a ella. El pasado fin de semana Burgos celebró su tradicional fin de semana Cidiano con un invitado de excepción. El escritor Arturo Pérez Reverte, quien basa su nueva novela en una etapa de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, dio el pistoletazo de salida presentado su obra en la capital castellano-leonesa. Eso sí, el pregonero fue mi paisano Alex Grijelmo quien desde lo alto del Arco Santamaría y aguantando un sol de justicia hizo saber a todos los burgaleses lo que nos esperaba en esta particular fiesta.

No faltó nadie. Todos los presentes conocíamos la historia de D. Rodrigo Díaz de Vivar y de su esposa, Doña Jimena. Se ha hablado y se han recreado sus victorias, pero también su etapa más dura: El destierro. Pero no podía faltar en el programa el Monasterio San Pedro Cardeña donde dejó a su mujer e hijas. Hoy se encuentran allí los restos de su famoso caballo Babieca y su inconfundible espada Tizona. En Burgos siempre se respira historia por todos sus rincones. Lo saben bien mis “hermanas mexicanas” Valeria y Fernanda que caminaron días por sus calles, degustaron su gastronomía y conocieron a sus gentes. Siempre hay un buen motivo para venir a Burgos y no lo digo porque sea, como dice su himno: “la tierra sagrada donde yo nací” sino porque siempre habrá algo que les sorprenda. Por eso, y aunque soy consciente de que están a nueve mil kilómetros de distancia les invito a que se adentren en la gesta de Don Rodrigo Díaz de Vivar. Lean esto: “Una niña de nueve años se presentó ante su mirada / ¡Hola Campeador, que en buena hora ceñiste espada! / El rey lo ha vedado, anoche de él nos llegó una carta, / Que no nos atreviésemos a abriros y hospedaros por nada; / Si no, perderíamos los haberes y las casas / Y por si fuera poco, los ojos de las caras. / Cid, en causarnos mal no ganaríais nada, / Que el Criador, pues, con toda su gran misericordia os valga./ Habiendo dicho esto, la niña se volvió para su casa. / Allí se convenció el Cid de que el rey le había negado su gracia. / Se alejó de la puerta, por las calles de Burgos aguijaba, / Llegó en Santa María, al punto descabalgaba; /Se hincó de rodillas, de corazón rogaba; / Salió por la puerta y en Arlanzón paraba, / En los arenales de esa villa, allí descansaba / Armaron la tienda después que descabalgaran. / Mio Cid Ruy Díaz, el que en buen hora ciñó espada, / A su alrededor, una buena compaña. / Allí descansó Mio Cid como si estuviese una montaña.”

Y ahora, no quieren saber ¿qué pasó antes y después de que comenzará el Destierro? Les espera una historia apasionante en el Poema del Mío Cid. ¿Se la quieren perder? Yo no les diré más.

La solidaridad de España

b101fa9bdd0c35b4319fa7cdeb1495ae_XL

Mi columna para El Valle de México

Dicen que después de la tempestad siempre llega la calma, pero en esta ocasión la tempestad ha hecho mucho daño. Siempre es bienvenida la lluvia porque precisamente el agua no nos sobra pero lo ocurrido en las provincias de Alicante y Murcia ha sido una catástrofe. La temida Gota Fría ha descargado muchos litros de agua arrollando con todo lo que encontraba al paso. Las imágenes son demoledoras, los testimonios de los afectados ponen la piel de gallina. La naturaleza ha castigado a unas localidades que buscan, poco a poco, ir recuperando la normalidad. Una normalidad teñida de un marrón que costará un tiempo limpiar. El barro se ha apropiado de los hogares de muchos arrebatándoles los recuerdos de toda su vida, y lo peor de todo, seis personas han perdido la vida tiñendo de luto a unas familias que han visto como el agua se llevaba a su paso a sus seres queridos. Han sido unos días muy duros. Unos días que quedan marcados de por vida en la historia de nuestro país porque nunca la naturaleza había causado tantos estragos en nuestro territorio.

Si hablamos de nuestro país y de su futuro, todo pasa por esta semana. Concretamente por el día de hoy. El Rey ha comenzado la ronda de consultas para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno pero todavía no hay acuerdo. Más bien, hay quien está fomentando “el desacuerdo” para llevar de nuevo a los españoles a las urnas. Eso sí, nadie le puede garantizar a Pedro Sánchez los resultados de las encuestas, porque una vez que pones las urnas sobre las mesas todo puede pasar. Y como todo puede pasar, queda menos de una semana para que concluya el plazo. Si esto ocurre, ¿qué ha estado haciendo desde el mes de julio? Respondan ustedes mismos…

Si es cuestión de responder el resto de partidos políticos lo tienen muy claro. Así lo han manifestado una y otra vez en el Congreso de los Diputados y aunque los miembros del gobierno en funciones se empeñen en echar la culpa del bloqueo al resto; en este caso y cada vez que abren la boca lo dejan más claro. Están muy bien en sus sillones, gobernando en el desgobierno, sin tomar decisiones… Poco les importa la situación en la que se encuentra España. Ni el paro, ni la economía, ni nada, les hace reflexionar. Unos dicen que es egoísmo, arrogancia, orgullo pero a pie de calle, ésa que se les ha olvidado pisar, se escuchan otro tipo de palabras y reflexiones. Acerquénse a los ciudadanos si es que tienen valor…

Valor y lealtad es lo que están demostrando las Fuerzas Armadas ayudando a los que más lo necesitan. Ellos usan, por ejemplo, el helicóptero para rescatar en situaciones límites a quienes corren serio peligro. Ellos sí se han ganado la ovación de los españoles, ellos son leales, ellos deberían ocupar más titulares. El valor se lleva y la humildad se demuestra. Aprenda un poco Sr. Sánchez que en Alicante y Murcia no necesitan figurantes, necesitan ponerse “manos a la obra” para que todo vuelva a la normalidad.

Y dejando las catástrofes a un lado y la política al otro, el broche de oro a la semana llegó de la mano de los chicos del baloncesto. La selección española se proclamó, por segunda vez, campeona del mundo. Un título más que merecido para un equipo que trabajó duramente para conseguirlo. La unión hace la fuerza y éste es un buen ejemplo. España es campeona, pero no solo en baloncesto sino en solidaridad porque estos días lo ha demostrado.