Por Ellas… Por María Jesús

Anunciaron cielos grises, lluvias de intensidad pero lo que no predijeron fue la tormenta de generosidad y emoción que iba a inundar el Wizink Center de Madrid. Allí un año más se celebró el concierto benéfico de Por Ellas. Muchos son los nombres que engloba este pronombre y aunque allí había quince mil personas, yo echaba de menos a una. Bueno, seamos sinceros, Nati y yo echábamos de menos a María Jesús.

Por las luchadoras todo se tiñó de rosa. Un rosa que abandera la fuerza, el coraje y, por supuesto, las ganas de vivir de quienes se enfrentan cada día al cáncer. Hace once años que yo me quité el pañuelo de la cabeza, y el sábado por una buena causa me lo volví a poner. Obviamente, tuve muchos recuerdos pero son precisamente esos recuerdos los que te llenan de vida. Te aseguro Mariaje que muy pronto a ti te pasará lo mismo. Y vivirás el Por Ellas con tu hermana Nati y conmigo.

Este concierto ya es una tradición, lleva cinco ediciones. Y en ésta para mantener las costumbres, el sonido no fue el ideal, menos mal que las gargantas estaban dispuestas a entonar cada tema lo mejor posible. Obviamente, nunca estuvimos a la altura del coro góspel que inauguró la noche. Pero eso era lo de menos. Porque si los niveles de adrenalina fueron aumentando, la voz fue perdiendo fuerza. Bien vale una afonía si es por esta causa.

Con Nati esperando repetir la foto al año que viene con Mariaje

De Alex Ubago, Blas Cantó, Bombay llegamos al momento que marcó un antes y un después. Cuando Rozalem apareció en el escenario, se intuía que el himno estaba cerca. Solo faltaba ver a Estopa. Ellos firman Vivir, una canción que transmite puro sentimiento. Me dejé la voz cantándola, ya que lo hacía por las dos. Hasta un par de lágrimas se me escaparon. Aún no me había recuperado de este momento cuando Maldita Nerea interpretó Tú eres la vida. Otro himno que iba por ti, Mariaje. Y a pesar de ese momento tan emotivo, la euforia se apoderó de todos. Los culpables solo podían ser Los Secretos, Fangoria y, por supuesto, Hombres G que pusieron el broche final.

Desde niña me gustó A quien le importa. Siempre escucho con especial atención Pero a tu lado y que voy a decir de Déjame si he crecido con ella. Es curioso como la música siempre me ha acompañado en las buenas y en las malas. No sé Mariaje si los artistas del concierto de este año eran de tu agrado o no. Posiblemente, echarías de menos a Rosana. Su música te trae buenos recuerdos. Su canción Sin Miedo es ideal para el momento en el que estás. Ahora bien, no vale estar triste o venirse abajo porque volverás a salir de tiendas sin cansarte, volverás a salir de fiesta con tus amigos y volverás a disfrutar de la playa como antes.

Todo pasa. Es el momento de aliarse con el tiempo, de soñar con aquello que te hace sonreír. Eres una gran maquilladora, pero permíteme, que por esta vez con mi pañuelo rosa en la cabeza, sea yo quien te pinte la cara Color Esperanza y te cante VIVIR.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Anuncios