Otra vez con Holanda

Ante ellos alcanzamos la gloria pero también la más humillante derrota. Nos vieron levantar la copa del Mundo en Sudáfrica pero nos sacaron los colores con cinco goles en Brasil. Holanda ha dado a España una de cal y otra de arena. El partido de anoche era amistoso, no había copas que ganar pero sí un honor que mantener. España necesitaba encontrarse y ante Holanda tuvo su mejor oportunidad. Pero ante el resultado final, “La Roja”, que vestía de un sepulcral negro, debe superar el Via Crucis que está viviendo porque si no la penitencia va a ser muy dura…

El Amsterdam Arena era el escenario para examinar a la selección de Vicente del Bosque. Tras el partido ante Ucrania, España no dejó buenas sensaciones. La clasificación para la Eurocopa de Francia está en el aire. Amistosos como el de ayer son, sin duda, encuentros en los que hay que corregir aquello que no estáespana-entrena-260315 funcionando. Los primeros cambios llegaron en el once titular, sólo Isco y Piqué repetían. La revolución “Del Bosque” comenzó por ahí. Y es que si al seleccionador no le gustan las críticas “tan ácidas” que se hacen últimamente a la selección será porque quizás “La Roja” ha dejado un sabor amargo a más de uno. Pero bueno, había que ser optimistas, la esperanza es lo último que se pierde y el rival a batir era la potente “Naranja Mecánica”…

Y tan potente, porque en el primer cuarto de hora del partido marcó dos goles. El primero fue de Vrij y el segundo de Klaassen. España lo intentaba pero sin premio. “La Roja” comenzaba a sonrojarse y Vicente del Bosque no estaba para bromas. Un dos a cero ponía en evidencia la situación de la selección. Por la mente de muchos aficionados pasaban los recuerdos más gloriosos y, también, los más decepcionantes. Urge encontrar la clave del éxito, esa que además de ganar partidos hace vibrar a toda una afición. Alcanzar la gloria no es tarea fácil pero ir con la actitud apropiada es fundamental. Ya se sabe que la esperanza es lo último que se pierde… Y algo mejoró España en los últimos minutos de la primera mitad pero el marcador no se movió. Las oportunidades de Piqué y Pedro no consiguieron borrar el cero del marcador español.

Si en quince minutos España recibió dos goles, los quince minutos del descanso no podían ser para relajarse. Había que mejorar y hacer cambios. Aún quedaban cuarenta y cinco minutos para entrar en el partido. Los de Del Bosque tenían que encontrarse. Porque cuando Holanda llegaba…Saltaban todas las alarmas.

Los que saltaron al terreno de juego en la segunda mitad fueron Silva y Vitolo en lugar de Isco y Pedro. Fueron los primeros cambios en España, pero no los últimos. Comenzaron a generar peligro. Los vigentes campeones de Europa buscaban el gol pero sin fortuna. Holanda, por su parte, amenazaba. Todo era posible. Los minutos corrían en el marcador y ante la falta de gol, Del Bosque cambió a Juanmi por Morata. Era el minuto sesenta y dos y el marcador no se movía. Y en el sesenta y ocho, no llegó el gol, hubo más cambios: Salieron Piqué y Mario Suárez y entraron Ramos y San José. Holanda estaba cómoda y es que no hay que olvidar que el encuentro era amistoso…Llegó el pitido final y la pregunta estaba clara: ¿Qué le pasa a España? “La Roja” perdió el partido dos a cero, pero si hay que consolarse, en cambios ganó por goleada.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

FullSizeRender

Ganan pero… ¿convencen?

Si hay parón liguero es porque juega la selección. Sevilla suele tener un color especial, pero anoche el predominante, sin duda, fue el rojo. Los de Vicente del Bosque se midieron a Ucrania para ganar los tres puntos que les acercan a la clasificación para la Eurocopa del 2016. Los errores en el fútbol se pagan, por eso, en el Sánchez Pizjuán solo valía ganar, ganar y ganar como dijo en su día el ex seleccionador, Luis Aragonés. España ganó pero debe mejorar.

1966143_w2Queda poco más de un año para la gran cita del fútbol europeo. Sellar el pasaporte para estar en Francia es el claro objetivo, pero si eres la campeona y defiendes título no puedes defraudar a tus seguidores. España está en constante renovación buscando el once ideal. El once que le devuelva las alegrías que el Mundial de Brasil dejó por los suelos. El técnico Vicente del Bosque apuesta por dar oportunidades y es que ya son cincuenta y cuatro los futbolistas que han sido internacionales por primera vez gracias a él. Comenzó bien “la Roja” atacando, la combinación Isco-Iniesta parece que funciona. Pronto llegaron los sustos para los ucranianos aunque perdonaron el primero del partido a los veinticinco minutos. Y si unos perdonaron, los otros anotaron. Dos minutos más tarde, Morata inauguró el marcador español. En una jugada con Koke e Iniesta, el nueve desató la euforia en las gradas, y por supuesto, en el banquillo. Quedaban muchos minutos y no había que relajarse, los de Del Bosque insistieron pero al límite del descanso, el segundo gol no llegó porque Sergio Ramos se encontró con el larguero. El marcador no se movía y el uno a cero, de momento, sacaba sonrisas en las caras españolas.

Todavía quedaban cuarenta y cinco minutos y el partido estaba sin sentenciar. Los ucranianos buscaban el gol del empate y a punto estuvieron de conseguirlo a pocos minutos de la segunda mitad. Menos mal que Casillas salvó a España del empate. La afición por un momento contuvo la respiración, al final, fue un gran suspiro. Pero cuidado, por que los de Fomenko no se estaban dando por vencidos. Es más, se fueron creciendo con el paso de los minutos, mientras España tenía que espabilar. En un error del portero español casi estrenan el marcador pero Iker Casillas reaccionó a tiempo. “La Roja” comenzó a sufrir porque no hay dos sin tres y, de nuevo lo intentó Ucrania pero sin suerte. La furia roja perdía fuerza y de qué manera. En estas condiciones, y en el cuarenta de juego, los amarillos volvieron a asustar a “la Roja”. Quedaban cinco minutos para el final y todo era posible. España la tuvo en las botas de Cazorla pero esta vez fue el portero Pyatov quien evitó el gol.

Del Sánchez Pizjuán se llevan los tres puntos y algo más. La campeona debe mejorar, todavía hay tiempo. “Sin prisa pero sin pausa”. Son segundos en el Grupo C, estar en Francia sigue siendo un sueño aunque cada vez más real. Pero cuidado, porque a nadie le gusta que los sueños se conviertan en pesadillas.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Rumbo a la Eurocopa

euro2016_0

Hasta llegar al Josy Barthel de Luxemburgo, la selección española había dado una de cal y otra de arena a toda la afición de “la Roja”. La manita que los de Vicente del Bosque colocaron a Macedonia hacía pensar que los cambios prometidos por el marqués tras el fiasco del Mundial podían ser positivos. Pero en menos de un mes de aquel espejismo, llegó Eslovaquia para poner los pies en la tierra a una campeona de Europa que comenzaba a decepcionar… Las dudas estaban más que sembradas y no sólo bajo los tres palos… Y es que de la derrota del pasado jueves nos queda en la retina los errores del que en su día fue el mejor portero del mundo. Respaldado por el seleccionador pero cuestionado por la afición…Los cambios hay que hacerlos… Sí o sí…Por mucho que Del Bosque diga que será una “transición dulce” en la portería… El tiempo es oro y los puntos también.

Con la presión por los resultados obtenidos, siendo terceros del grupo C pero con ganas de volver a ilusionar a un país, la selección saltaba al terreno de juego a por la victoria. Con los esperados cambios por la afición, Del Bosque dio la titularidad a De Gea, a Carvajal, a Bartra y a Paco Alcácer. También estrenaba capitanía Andrés Iniesta. Los cambios siempre ilusionan pero los goles lo hacen aún más. Comenzó el encuentro con un Diego Costa muy presionado por muchos pero sobretodo por él mismo. Buscaba el gol en cada jugada pero no lo lograba. En el veinte, anotó Silva y en el cuarenta y uno Alcácer. Dos goles que llevaban a la roja al descanso más que aliviada. La felicidad era palpable pero Costa seguía sin estrenarse…

Pero todo llega a quien sabe esperar… Y el que la sigue la consigue…No sabemos si “la Pilarica” le ayudaría en el día de su festividad pero en el sesenta y nueve se estrenaba Diego Costa con la selección. El diecinueve comenzaba su cuenta particular de goles vestido con “la Roja”. Rota la presión seguro que llegarán muchos más…

Y un gol más llegó, ya en el ochenta y siete. Bernat subía al marcador el cuarto gol para que España se impusiera a una Luxemburgo sin problemas. Los de Holtz no consiguieron inaugurar su marcador. Los cambios habrá que tenerlos en cuenta y hay que ser valiente para hacerlos. En el noventa, la euforia se teñía de rojo pero…¡cuidado! por que la selección, últimamente, da: “Una de cal y otra de arena”…

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

 

Sonrisas mexicanas, lágrimas españolas

image

Las hay amarillas, blancas, azules, a rayas…todas diferentes pero todas se llevan con la misma pasión. Hoy tocaba lucir la verde mexicana y la roja española. Sendas selecciones disputaban su primer partido de este mundial y su objetivo era el mismo: Sumar tres puntos. Unos se llevaron la cara y los otros la cruz de la moneda.

Eran las once de la mañana en México cuando la Tri saltaba al terreno de juego para medirse a la Camerún de Samuel Eto’o. Diluviaba en el estadio Das Dunas de Natal pero la afición estaba más que preparada para aguantar lo que fuera necesario y animar a los suyos. Con intensidad comenzó un partido que dominaban los de Herrera. Once minutos tardó Giovani en marcar el primer gol anulado del encuentro. A la media hora, el diez mexicano vio como su segundo gol tampoco subía al marcador….Y es que los errores arbitrales están siendo los protagonistas de los tres primeros partidos mundialistas…

Lejos de hundirse, los mexicanos querían estrenar el marcador pero no pudo ser hasta la segunda mitad cuando se hizo justicia. En el sesenta y en el rebote, Peralta hizo estallar a los suyos. La euforia se apoderaba de todos los hinchas de la tricolor que veían como su selección no les decepcionaba. En el descuento, Camerún a punto estuvo de marcar, menos mal, que sólo fue un susto. Con buen pie han comenzado los mexicanos. “Estamos más ilusionados” dijo Miguel Herrera tras el pitido final…Hagamos caso al míster porque el martes el rival será Brasil.

De la ilusión de unos, a la más absoluta decepción de los otros. “La Roja” vestía de blanco y blancos se quedaron los españoles al ver como los suyos encajaban no uno ni dos sino hasta cinco goles, es decir, una catástrofe. España defiende título y mucho tienen que cambiar las cosas para conquistar la segunda estrella. De penalti, en el veintiséis, inauguró el marcador español Xabi Alonso, pero esa fue la única alegría del encuentro para los españoles. La tormenta que se avecinaba nadie se la podía imaginar. Dos goles de Robben, dos de Van Persie y uno de Vrij anulaban a una España que dudaba, fallaba y, por qué no decirlo, defraudaba a muchos. Aún quedan dos partidos y las cosas no es que puedan cambiar, es que deben cambiar. La próxima cita será el miércoles ante Chile, esperemos que no nos saquen los colores… De momento, como dice la popular canción cinco lobitos nos han devuelto los holandeses…

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)