Hay recuerdos y recuerdos

Mirando por la ventana, a la lejanía sólo se ve un cielo gris. Y es que noviembre se despide del calendario dejando la lluvia como escenario para dar la bienvenida a uno de los meses más entrañables del año. Llega diciembre marcado, sin duda, por la Navidad. La cuenta atrás ya ha comenzado. Las luces ya cuelgan de nuestras calles, los turrones, mazapanes y polvorones inundan los supermercados desde hace tiempo y los recuerdos poco a poco se van apoderando de todos nosotros. No es bueno mirar para atrás pero para hacer el balance de este año no hay más remedio…Eso sí, será mejor quedarse con lo bueno… Los mejores recuerdos son los que nos sacan una sonrisa, y eso, no tiene precio. IMG_6745

Y si hablamos de recuerdos o de nuestro pasado no hay nada como hacer una mudanza para adentrarse en nuestro propio pasado. Si Karina buscaba en el baúl de los recuerdos…en las cajas de nuestra vida se puede encontrar más de un tesoro. No de un alto valor económico, posiblemente, pero sí de un gran valor sentimental. Desprenderse de esas “reliquias” no es fácil pero cuando no hay más remedio… Es mejor recordar que nada es para siempre… Los años pasan y los ciclos de la vida se van cerrando…

Las etapas se van cerrando, los meses agotando y los años van pasando; pero el sentimiento rojiblanco sigue tan vivo como cuando era niña. Siempre estoy orgullosa del Atleti gane o pierda. Es cierto que el futbol levanta pasiones, seas del equipo que seas. Cuando juega el equipo de tu corazón, las pulsaciones se aceleran y los nervios suelen estar a flor de piel, pero de ahí a la violencia hay un gran salto… Un salto intolerable, vergonzoso…por no decir otra cosa… No es agradable ser el protagonista de los titulares informativos cuando se habla de sucesos. El enfrentamiento que esta mañana ha tenido lugar entre aficionados del Atleti y del Deportivo no tiene justificación pero sí muchos calificativos. La violencia y el deporte nunca han hecho, ni harán buena pareja, aunque siempre habrá desalmados que así lo crean. Pero la actitud de unos pocos no representa a toda una afición. Decía Hermann Keyserling: “Generalizar siempre es equivocarse”…Así que cuidado…

Si de recuerdos hablamos, los de hoy, futbolísticamente hablando, son para olvidar. En el Vicente Calderón faltaba un aficionado. Su ausencia era motivo más que suficiente para no celebrar los goles que se han visto en el estadio. El Atleti ha ganado tres puntos, sin embargo, ha sido una amarga victoria.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

IMG_6748

 

 

 

¡De cumpleaños!

Imagen 1

En la celebración de Jimena Bañuelos 

Hace trescientos sesenta y cinco días que Aún tengo la vida comenzó su andadura homenajeando a una gran amiga. A lo largo de estos meses desde este pequeño espacio hemos vivido además de las victorias del Atleti muchas situaciones que en el día a día la vida nos ha ido presentando: la Navidad, la donación de médula, la superación, los problemas en nuestras ciudades, la pérdida de personas queridas… Muchos temas, muy variados, pero todos igual de inspiradores para seguir enriqueciendo el camino que nos vamos forjando.Es cierto que ver la acogida que ha tenido es muy enriquecedora para quien firma cada artículo. La hoja en blanco siempre es un reto y más cuando a eso que llaman “inspiración” parece que te ha abandonado. Gracias a todas las personas que me animaron a dar vida a este blog. Reconozco que la pereza o la falta de motivación pueden ser las responsables de que haya periodos en los que cuesta más escribir. Nunca pensé en renunciar o abandonar porque si hay algo que tengo claro es, precisamente, el nombre del blog: Aún tengo la vida. Y, por eso, porque aún tengo la vida…Quiero eso: vivir la vida. Este pequeño hueco que he encontrado en internet, sin duda, forma ya parte de ella.

Aún tengo la vida para seguir luchando por mis sueños, por mis ilusiones… Después de luchar por ella y haber vencido, sonreír cada mañana no es tan complicado. Es verdad que no es bueno pensar en el pasado, pero a veces, mirar por el espejo retrovisor del tiempo ayuda a coger energía y sacar fuerzas cuando ya dudas de que las tengas. Del pasado se aprende, pero nunca hay que quedarse en él aunque a muchos les cueste. Lo que importa es el presente. Si la vida te da otra oportunidad será para disfrutarla…De lo bueno y de lo malo siempre hay que quedarse con lo mejor.

En septiembre se acaban muchas cosas buenas pero otras comienzan… Siempre será un mes de muchos recuerdos. Hace ocho años fue el principio de una nueva vida. Llegó el día cero para mí y gracias a eso: Hoy puedo celebrar que Aún tengo la vida!!!

Gracias.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Restando días…

calendario-adviento-Ferm-Living

Recién estrenado está el último mes del año y, ahora sí, podemos empezar la cuenta atrás para la Navidad. En apenas veinte días girarán los bombos de la lotería, esa lotería que nos invita este año a “poner nuestros sueños a jugar”, o mejor dicho, nuestra imaginación a funcionar…¿cuántas versiones se han podido ver del anuncio del sorteo navideño? Confieso que yo también eché de menos a Clive Arrindell, “el calvo”. Eso sí, el calvo más famoso ha vuelto con un spot que no sólo nos acerca el espíritu de la Navidad si no que nos invita a jugar a “otros números”, a los números de la solidaridad…

Largas colas presentaban las más populares administraciones de lotería madrileñas el pasado fin de semana. Las ilusiones tienen forma de número estos días. Cada persona tiene sus preferencias por las terminaciones, los números especiales o simplemente, las hay que dejan en la mano del lotero los sueños que algún día les gustaría cumplir. La lotería da una gran alegría económica a quienes les acompañe la suerte el próximo día veintidós. Pero a todos, nos hace soñar y olvidar por unos momentos los problemas que nos acompañan día a día.

Es difícil no tentar a la suerte en el sorteo anual por excelencia. Él es el responsable de dar el pistoletazo de salida a las fiestas más queridas por unos y más odiadas por otros. Los turrones, polvorones, mazapanes y demás dulces llegaron hace tiempo a los supermercados; las luces ya iluminan las calles de más de una ciudad y los villancicos ya se comienzan a escuchar… La Navidad se acerca y como cada año  trae consigo la característica alteración en las personas, ya sean adultas o niños, conversaciones únicamente de platos de comida y como no, los regalos de corazón y de compromiso… Me preguntaron el otro día si se está perdiendo el verdadero espíritu navideño… que cada uno haga su propia reflexión… Si hay una cosa que tengo clara que es en estas fechas cuando los recuerdos cobran más intensidad, las ausencias se notan más y los sentimientos están a flor de piel.

A día de hoy no sé cual será la terminación de “el gordo”, no sé cual será el menú de la cena de Nochebuena, no sé lo que escribiré en la carta a los Reyes Magos… Lo que sí sé muy bien son las palabras de Charles Chaplin: “La vida es una obra de teatro que no permite ensayos… 
Por eso, canta, ríe, baila, llora 
y vive intensamente cada momento de tu vida…” Y entre esos momentos está: La Navidad.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)