Hay recuerdos y recuerdos

Mirando por la ventana, a la lejanía sólo se ve un cielo gris. Y es que noviembre se despide del calendario dejando la lluvia como escenario para dar la bienvenida a uno de los meses más entrañables del año. Llega diciembre marcado, sin duda, por la Navidad. La cuenta atrás ya ha comenzado. Las luces ya cuelgan de nuestras calles, los turrones, mazapanes y polvorones inundan los supermercados desde hace tiempo y los recuerdos poco a poco se van apoderando de todos nosotros. No es bueno mirar para atrás pero para hacer el balance de este año no hay más remedio…Eso sí, será mejor quedarse con lo bueno… Los mejores recuerdos son los que nos sacan una sonrisa, y eso, no tiene precio. IMG_6745

Y si hablamos de recuerdos o de nuestro pasado no hay nada como hacer una mudanza para adentrarse en nuestro propio pasado. Si Karina buscaba en el baúl de los recuerdos…en las cajas de nuestra vida se puede encontrar más de un tesoro. No de un alto valor económico, posiblemente, pero sí de un gran valor sentimental. Desprenderse de esas “reliquias” no es fácil pero cuando no hay más remedio… Es mejor recordar que nada es para siempre… Los años pasan y los ciclos de la vida se van cerrando…

Las etapas se van cerrando, los meses agotando y los años van pasando; pero el sentimiento rojiblanco sigue tan vivo como cuando era niña. Siempre estoy orgullosa del Atleti gane o pierda. Es cierto que el futbol levanta pasiones, seas del equipo que seas. Cuando juega el equipo de tu corazón, las pulsaciones se aceleran y los nervios suelen estar a flor de piel, pero de ahí a la violencia hay un gran salto… Un salto intolerable, vergonzoso…por no decir otra cosa… No es agradable ser el protagonista de los titulares informativos cuando se habla de sucesos. El enfrentamiento que esta mañana ha tenido lugar entre aficionados del Atleti y del Deportivo no tiene justificación pero sí muchos calificativos. La violencia y el deporte nunca han hecho, ni harán buena pareja, aunque siempre habrá desalmados que así lo crean. Pero la actitud de unos pocos no representa a toda una afición. Decía Hermann Keyserling: “Generalizar siempre es equivocarse”…Así que cuidado…

Si de recuerdos hablamos, los de hoy, futbolísticamente hablando, son para olvidar. En el Vicente Calderón faltaba un aficionado. Su ausencia era motivo más que suficiente para no celebrar los goles que se han visto en el estadio. El Atleti ha ganado tres puntos, sin embargo, ha sido una amarga victoria.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

IMG_6748