Subidas tradicionales

images

Continuamos envueltos por ese espíritu tan navideño que hace que todo sea dulzura en estos días. Todavía seguimos soñando con el gordo de la lotería y las reinas de las conversaciones siguen siendo las comidas… Aún no me ha dado por ponerme a cantar villancicos…quedan días para coger la zambomba…pero ya se me han puesto los pelos de punta cuando he escuchado que el recibo de la luz subirá al año que viene…

A veintiún días para el atragantón de uvas y tan tradicionales como las campanadas son como cada Año Nuevo, las subidas en todos los recibos habidos y por haber. Así que la mejor banda sonora que se me ocurre es la canción de Juan Luis Guerra, El costo de la vida… que como bien dice nada más comenzar: “El costo de la vida sube otra vez”… Al menos habrá que aceptarlo con buen ritmo…

Y con buen ritmo, dicen algunos, que vamos saliendo de la crisis en la que llevamos inmersos desde hace años y de la que cada vez van retrasando más su salida… Buen ritmo es el que nos transmite este dominicano en sus canciones… Aunque si de canciones hablamos Ojalá que llueva café en el campo para que al menos los brotes verdes que algunos ven, vayan creciendo a un ritmo más que acelerado, porque todavía son muchos los que siguen viendo nubarrones en sus vidas. Pero ya se sabe que “No hay mal que cien años dure…”… Ni cuerpo que los resista…

De momento los que tienen que resistir son nuestros cuerpos. Se avecinan días de emociones, nervios, y sobre todo, celebraciones. Las comidas y cenas no dan tregua a más de un estómago, pero no importa… Canta, ríe, bebe dice un tradicional villancico… Los buenos deseos inundan nuestros pensamientos. Queremos que acabe el año y comience otro mejor. Los sueños a veces se cumplen y si no habrá que seguir buscando el lado bueno de las cosas… Subirán muchas cosas y, entre ellas, tiene que estar nuestra autoestima. Si pensamos en la que se avecina, lo que nos va a subir, de verdad, va a ser como a Juan Luis Guerra: La bilirrubina.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Restando días…

calendario-adviento-Ferm-Living

Recién estrenado está el último mes del año y, ahora sí, podemos empezar la cuenta atrás para la Navidad. En apenas veinte días girarán los bombos de la lotería, esa lotería que nos invita este año a “poner nuestros sueños a jugar”, o mejor dicho, nuestra imaginación a funcionar…¿cuántas versiones se han podido ver del anuncio del sorteo navideño? Confieso que yo también eché de menos a Clive Arrindell, “el calvo”. Eso sí, el calvo más famoso ha vuelto con un spot que no sólo nos acerca el espíritu de la Navidad si no que nos invita a jugar a “otros números”, a los números de la solidaridad…

Largas colas presentaban las más populares administraciones de lotería madrileñas el pasado fin de semana. Las ilusiones tienen forma de número estos días. Cada persona tiene sus preferencias por las terminaciones, los números especiales o simplemente, las hay que dejan en la mano del lotero los sueños que algún día les gustaría cumplir. La lotería da una gran alegría económica a quienes les acompañe la suerte el próximo día veintidós. Pero a todos, nos hace soñar y olvidar por unos momentos los problemas que nos acompañan día a día.

Es difícil no tentar a la suerte en el sorteo anual por excelencia. Él es el responsable de dar el pistoletazo de salida a las fiestas más queridas por unos y más odiadas por otros. Los turrones, polvorones, mazapanes y demás dulces llegaron hace tiempo a los supermercados; las luces ya iluminan las calles de más de una ciudad y los villancicos ya se comienzan a escuchar… La Navidad se acerca y como cada año  trae consigo la característica alteración en las personas, ya sean adultas o niños, conversaciones únicamente de platos de comida y como no, los regalos de corazón y de compromiso… Me preguntaron el otro día si se está perdiendo el verdadero espíritu navideño… que cada uno haga su propia reflexión… Si hay una cosa que tengo clara que es en estas fechas cuando los recuerdos cobran más intensidad, las ausencias se notan más y los sentimientos están a flor de piel.

A día de hoy no sé cual será la terminación de “el gordo”, no sé cual será el menú de la cena de Nochebuena, no sé lo que escribiré en la carta a los Reyes Magos… Lo que sí sé muy bien son las palabras de Charles Chaplin: “La vida es una obra de teatro que no permite ensayos… 
Por eso, canta, ríe, baila, llora 
y vive intensamente cada momento de tu vida…” Y entre esos momentos está: La Navidad.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)