Sin descanso en la Liga española

IMG_0101

Treinta días tiene el mes de abril pero sólo hoy, en España, no habrá fútbol. Y es que entre la Liga, la Champions y la Europa League, el deporte rey no va a dar tregua a todos sus aficionados. La vuelta de las vacaciones de Semana Santa ha estado marcada por la trigésima jornada de Liga. Una jornada en la que el líder y sus principales rivales al título han cumplido. Barça, Real Madrid y Atlético han hecho sus deberes.

En el Camp Nou, los culés recibieron a un Almería que estrenaba entrenador. Un viejo conocido blaugrana, Sergi Barjuán, aspiraba a triunfar en su primer encuentro al frente del equipo almeriense pero el Barça necesitaba puntuar para mantener la distancia con el Real Madrid. No fue su mejor partido en lo que a juego se refiere, pero los cuatro goles del resultado final son la mejor prueba de la superioridad blaugrana. Messi, Suárez y Bartra firmaron la victoria pero Xavi se llevó el aplauso de la que siempre será su afición. Lideran la Liga y la semana que viene se enfrentan al PSG en la Champions. El calendario que le espera al equipo catalán no es nada fácil. No pueden relajarse porque en el fútbol los errores se pagan…y muy caros.

Son segundos en la tabla y aunque ganaron al Rayo Vallecano deben mejorar. Dos goles y una polémica marcaron el encuentro del Real Madrid. Cristiano y James anotaron pero fue el portugués el protagonista de un penalti que el árbitro no vio. La reacción del siete fue protestar y de ahí, Melero le sacó una tarjeta amarilla que el club blanco ha recurrido. Con polémica o sin ella, los de Ancelotti siguen con paso firme a los blaugranas. Y con firmeza Casillas frenó los ataques del Rayo. Hasta en seis ocasiones los de Jémez pudieron inaugurar el marcador, pero Iker tuvo su gran tarde…

Por su parte, el Atlético de Madrid, tercero en la clasificación, continúa ganando. La firmeza que ha mostrado en sus últimos partidos es motivo más que suficiente para estar en el puesto que da pase directo a la Liga de Campeones para la próxima temporada. A una semana de recibir al Real Madrid en el partido de ida de cuartos de final de la Champions, los de Simeone pelean cada partido como si de una final se tratase. La victoria ante la Real Sociedad ya forma parte del pasado. Su próximo rival será el Málaga y hasta allí viajarán los rojiblancos para sumar tres puntos más.

Ansiados son los tres primeros puestos de la tabla, pero no hay que perder de vista el cuarto, quinto y sexto lugar porque otorgan un billete para jugar en Europa. La Champions y la Europa League buscan a los mejores equipos para coronarse en el continente. Valencia, Sevilla y Villarreal aspiran a ellos. Esto ocurre en los puestos de arriba pero no hay que olvidar la lucha por evitar el descenso. A estas alturas, son tres equipos andaluces los que protagonizan la zona peligrosa. Granada, Córdoba y Almería miran de reojo la segunda división.

Quedan muchos puntos por sumar. Seguro que habrá sorpresas. El fútbol es caprichoso y sus aficionados los saben. La Liga Española busca un nuevo campeón y su nombre será…

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

FullSizeRender

Holanda pasa in extremis

mexico-holanda

Eran las once de la mañana y las calles de México estaban vacías. Nadie caminaba, apenas había coches y el silencio se respiraba. El partido de octavos paralizaba a todo el país. Dos horas más tarde continuaba ese silencio, ese vacío. No había nada que celebrar. México caía ante Holanda de la forma más dura de perder: En los minutos de descuento.

El Estadio Casteleo se teñía de verde y naranja. El verde de un México que llegaba a esta cita muy motivado y dispuesto a plantar cara a la “naranja mecánica” de Robben, Van Persie y Sneijder. La selección azteca comenzó con mucha intensidad, generando muchas oportunidades de gol pero, desgraciadamente, ninguna acababa dentro de la portería holandesa. La ocasión más clara tuvo lugar a los dieciséis minutos de juego de las botas de Herrera pero la suerte no estaba del lado de los de “El Piojo”. Hasta ese momento, poco hacía el todopoderoso tridente holandés por acercase a la portería de Ochoa. El ambiente se fue animando, en las gradas se comenzó a escuchar el “cielito lindo” pero todavía el grito de “gol” se hacia esperar. Con el cero a cero en el marcador se llegó al descanso de un partido que dominaba México.

Y comenzó la segunda mitad dominando gracias al gol en el cuarenta y ocho de Giovani. El zurdazo del diez mexicano inauguraba un marcador y acercaba al Tri a los cuartos. Pero nadie podía imaginarse que esa alegría terminaría convirtiéndose en lágrimas de rabia, de impotencia…Quedaba todavía mucho partido. Holanda reaccionó. Comenzó a atacar y aunque México también buscaba el segundo, la velocidad en el ataque de Robben que buscaba a su compañero Sneijder comenzaba a ser notable. Los de Van Gaal buscaban el gol y lo encontraron en el ochenta y siete. Apenas quedaban tres minutos para llegar a los noventa reglamentarios cuando el diez de los holandeses empataba el partido. Gracias a la asistencia de cabeza de Huntelaar, Sneijder solo desde la frontal hizo el tanto que borraba la ilusión del Tri. Pero en el fútbol ya se sabe que hasta que el árbitro no pita el final todo es posible…En el noventa y tres, el derribo de Márquez a Robben le costó al combinado mexicano un penalti que les dejaba fuera del Mundial. Huntelaar, que no suele fallar, no lo hizo.

Sonó el pitido final y México quedaba eliminada del mundial, de nuevo, en los octavos de final. El gol que ilusionó al Tri y los hizo soñar con los cuartos se quedó en eso; un sueño.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)