Eurovisión: Cinco puntos para el gallo de Manel Navarro

Dice el refrán que lo que mal empieza, mal acaba. Y es que desde el primer momento, la elección de Manel Navarro para representar a España en Eurovisión estuvo marcada por la polémica. Si hacemos memoria, por primera vez el público no tuvo la última palabra y eso, no gustó. La matemáticas no mienten y para quitarles la razón se la tuvieron que quitar al público.

En el festival de Eurovisión, nuestro país ha participado cincuenta y seis veces, de las cuales, ha obtenido dos victorias y cuatro segundos puestos. Cifras que forman parte de la historia eurovisiva porque España, en muchas ocasiones, ha pasado desapercibida por Europa en la tabla de puntaciones. Hasta ayer solo en dos ocasiones nuestro país había quedado en el último lugar. Primero fue Remedios Amaya con ¿Quién maneja mi barca?, después Lydia Rodríguez con No quiero escuchar y Manel Navarro hizo realidad eso de que no hay dos sin tres.

Manel Navarro actuando en Eurovisión

Al de Sabadell le gustaba el puesto en el que iba a actuar. Iba último en las casas de apuestas y los tres minutos de actuación llamaron la atención a muchos que ni siquiera conocían la canción. Ese momento en el que Manel hace un gallo fue la mecha que incendió Twitter. Uno tras otro, fueron apareciendo los memes más ingeniosos sobre el grave fallo de Manel Navarro. La canción ya era lo de menos. El protagonista había cambiado. El público, que no le había elegido, tenía motivos más que suficientes para “dar caña” a nuestro representante.

¿Qué se podía esperar de las puntuaciones? No mucho. Afortunadamente el cero desapareció del resultado pero con cinco miseros puntos no se puede ir muy lejos. Algunos hasta los consideran inmerecidos porque el ridículo en Kiev es imperdonable. Muy lejos nos pillan los 758 puntos que proclamaron campeón a Salvador Sobral con su tema Amar pelo dois. Él si que se convirtió en el auténtico “gallo del corral”, y nunca mejor dicho, porque en Portugal será la próxima edición del festival.

Hasta el año que viene hay tiempo para olvidar lo que pasó anoche en Eurovisión. La actuación y el gallo de Manel Navarro ya están escritos en los anales de la historia. Ya lo dice la sabiduría popular: El tiempo pone a cada uno en su lugar. Y lo de Manel es un claro ejemplo.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Alemania al cien por cien

16_11am_Alemania-Portugal

 

Neuer, Boateng, Mertesacker, Hummels, Howedes, Kroos, Lahm, Khedira, Özil, Lahm, Müller y Götze fueron los elegidos de Joaquin Löw para debutar en el Mundial de Brasil. Con actitud, potencia y a por todas saltaron al terreno de juego los alemanes. La Mannschaft quería la victoria y la consiguió de qué manera.

Tras escuchar los himnos comenzó un encuentro en el que la calidad estaba más que asegurada. El ambiente del Arena Fonte Nova era espectacular. Sendas aficiones estaban preparadas para gritar y cantar a los suyos. En el campo, ni los alemanes; de blanco, ni los portugueses, de rojo querían defraudar a los suyos.

Dos minutos tardaron los germanos en acercarse a la portería de Patricio. Fue el primer aviso alemán del encuentro y, por supuesto, no el último. En el cronómetro los minutos transcurrían, Cristiano Ronaldo tuvo su ocasión pero no obtuvo premio. Khedira falló a portería vacía…Pero el marcador continuaba a cero. Los errores en estos partidos pueden ser muy caros…Pero poco quedaba para ver como Alemania inauguraba el marcador. Con sangre fría, en el diez, Müller marcó la pena máxima. Un claro penalti de Pereira que puso por delante a los de Löw.

Aún quedaban más de treinta minutos para llegar al descanso y ningún equipo se relajaba pero la selección alemana se fue creciendo poco a poco… Y en el treinta y dos, Hummels, de cabeza, hizo el segundo del encuentro. La euforia se apoderó de los seguidores de la Mannschaft. El marcador lucía un dos a cero que los portugueses se resistían a asumir…

Los de Löw querían más goles y los de Bento debían reaccionar…Y tanto que reaccionaron pero no como debían. En el treinta y siete, Pepe fue expulsado…Esa es la forma de ayudar a los tuyos… Con uno menos, Portugal estaba tocada pero no hundida hasta que en el primer minuto del descuento en el que Müller, de nuevo, batía a Patricio.

Llegó el esperado descanso. El marcador mostraba un tres a cero muy alemán. Portugal debía recomponerse pero estaba claro que Alemania no iba a relajarse en la segunda mitad.

Quedaban cuarenta y cinco minutos de partido. Se esperaban más goles y los hubo. Perdonaron los germanos muchas ocasiones hasta que en el setenta y ocho, Müller anotó el cuarto. Portugal ya no tenía opción. El juego de los de Löw fue todo un espectáculo, sin duda, son firmes candidatos a levantar la copa. Su próximo rival será Ghana. Habrá que esperar hasta el sábado para disfrutar del potencial alemán. De momento, ya ha humillado al cien por cien, a la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)