Este Bayern no es el Bayern

escudo-bayern-munich

No hay excusas. No me gustó en el Santiago Bernabéu y tampoco en el Allianz Arena. Este Bayern de Múnich no es el mismo. Lo puedo subrayar, escribir en mayúsculas o de colores pero más claro no lo puedo decir. Heynckes vuelve, por favor.

Recuerdo con nostalgia la temporada pasada, no por todos los títulos que los bávaros conquistaron, que también, sino porque al frente de esos jugadores estaba un entrenador que hizo de la humildad y discreción su buque insignia. Heynckes vuelve, por favor.

No es la primera vez, ni será la última que manifiesto mi descontento con Guardiola. Es verdad que tiene muchos méritos pero no se puede vivir del pasado. No me gusta ver en el Bayern lo que en su día fue el Barcelona… Reconozco que ha conquistado la Bundesliga pero la Champions es otra cosa. La Liga de Campeones es para los mejores, y por lo que he visto, el Bayern, con el que tanto disfrutaba hace una año, ahora ni lo reconozco. No se ha merecido la final, y no la tendrá. Quiero a este equipo tanto como a mi Atleti y, por eso, me duele no ver en él, ese espíritu de trabajo y superación que me transmitía hace apenas un año…Heynckes vuelve, por favor.

Dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar, pues bien, al técnico español ya le ha tocado. Me viene a la memoria el día que se conoció su fichaje por el conjunto alemán. En Múnich fue el “bombazo”, era el esperado. Algunos nos quedamos impasibles. A mi me gusta vivir el día a día y me sorprendió la entereza con la que Heynckes trabajó, como hoy dice Simeone, “partido a partido”. Siempre defendí al técnico alemán no porque ganara en el terreno de juego, sino porque humanamente es un gran campeón. Se fue por la puerta grande…Su sucesor entró por la puerta grande y con aires de grandeza…Todo eso hay que demostrarlo…Heynckes vuelve, por favor.

Es verdad que no soy entrenadora de fútbol pero hay cosas que son de sentido común. La semifinal de la Champions no es un partido cualquiera. Lo del Allianz Arena ha sido un “baño” en toda regla. El resultado lo dice todo. Enhorabuena Pep, porque eso también entra en la historia no sólo del Bayern, sino de la Champions. Una dosis de humildad nunca viene mal… Heynckes vuelve, por favor.

A estas alturas, sigo creyendo en el Bayern pero no en el entrenador. Es el momento de reflexionar. Acepto la derrota. Ha sido merecida. Felicito a los merengues pero… ¿Cómo asumirá el míster de mi equipo las críticas? En esta vida hay que estar a las duras y a las maduras…Heynckes vuelve, por favor.

No es por buscarle cinco patas al gato… Pero el sentido del humor es el que ayuda a sobrellevar a los otros cinco. En los toros no hay quinto malo… Y, cinco han sido los goles que han recibido los de Pep… Pero ánimo, que el refranero es muy rico y también dice que cinco no son montón pero siete ya lo son…Por si sirve de consuelo… Bayern hat aufgehört zu träumen. Heynckes gibt, bitte. (El Bayern ha dejado de soñar. Heynckes vuelve, por favor.)

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

Objetivo: Ganar al eterno rival

futbol1

Hay clásicos en el cine, en la música, en la literatura… y como no, en el fútbol. Ya está en la mente de todos el partido del próximo sábado en el Camp Nou. El Barça y el Real Madrid se verán las caras y en juego, hay algo más que tres puntos… Hemos tenido una semana protagonizada por la Champions; y merengues y culés han tenido suertes diferentes. El cartel de favorito no está claro. A priori, los de Martino juegan en casa pero, cuidado, parece que los vikingos ya han encontrado el rumbo a la victoria. Los que no han perdido ese rumbo han sido los bávaros de Múnich. Los de Guardiola triunfan. Ver jugar al Bayern pone los pelos de punta a más de uno.

Son líderes en la Bundesliga, seguidos, como no, del Borussia Dortmund y en la Liga de Campeones, están demostrando lo que son, campeones. Marcaron tres goles al CSKA  y otros tres al Manchester City. Pero ayer hicieron vibrar el Allianz Arena haciendo una “manita” al Pilsen. Este es el camino que conduce a la final, o mejor dicho, a Lisboa. Habrá que dejar libre el veinticuatro de mayo por lo que pueda pasar… Queda mucho todavía, pero lo que más me gustaría sería ver al Atleti y al Bayern luchando por la “orejona”…Si hay algo que nadie me puede prohibir, es precisamente, dejar de soñar… Lo que si es cierto es que de los equipos españoles en la Champions, el mejor resultado esta semana lo han cosechado los rojiblancos, pese a quien pese…

Creemos que sólo hay clásicos en España y no es así, precisamente ese mismo día el Schalke jugará ante el Dortmund un duelo que va más allá de noventa minutos de fútbol. Un cara a cara que mostrará en el vencedor la sonrisa que da la satisfacción de la victoria. El objetivo es claro: Ganar si o si. Este encuentro es el conocido como “Revierderby” por sus connotaciones geográficas.

A estas alturas, mi predilección por el Bayern ha quedado manifiesta, pero siempre miro de reojo a su máximo rival: el Dortmund de Klopp. El equipo me gusta y, más aún, su entrenador. Espontáneo, bromista pero con carácter. Sabe lo que quiere. De hecho, ganó la Supercopa alemana a Guardiola del que ya hablaremos…queda mucha temporada… Se presenta un fin de semana donde el deporte rey será protagonista dentro y fuera de nuestras fronteras.

Ahora es el momento de ilusionarse y creer que la victoria es posible. Los clásicos son así. Pero si de clásicos hablamos, me viene a la mente la frase de Scarlett O’Hara en Lo que el viento se llevó: “¡Después de todo, mañana será otro día!” Seguro que a más de uno no le vendrá mal pensar en ella después del encuentro.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

3