De una hija a una madre

madre hija 1Me escucha. Me entiende. Me apoya. Me aconseja. Me enseña… y tantas y tantas cosas más…Sólo hay una persona así en mi vida y es, precisamente, la flor de mi vida: Mi madre, Rosa. Como cada primer domingo de mayo celebras tu día y hoy, aunque me encuentre a muchos kilómetros de ti y aquí se celebre el día diez, me regiré por el calendario español para no sólo reconocer tus méritos sino darte las gracias por todo.

No te he enviado flores, ni te he comprado bombones o tu perfume favorito, te mando estas palabras. No estamos juntas pero el escritor estadounidense Fitzgerald decía que “puedes acariciar a la gente con tus palabras”, al menos yo así lo creo. Siento que estás conmigo aunque no te tenga. Podía haber escrito de muchos temas, pero hoy me apetecía escribir de ti. Las palabras pronunciadas se las lleva el viento pero las escritas permanecen y eso es, precisamente, lo que quiero.

Quiero darte la gracias porque nunca me has fallado. Dicen que la unión de una madre con un hijo es la más fuerte. Esto no es un hecho, es una realidad. Como dice la liturgia del matrimonio…Estás ahí, en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad todos los días de mi vida. En el fondo fuiste la primera persona a la que estuve unida cuando apenas abultaba un centímetro…

Eres madre, hermana, esposa, amiga…eres especial. De niña siempre decía que de mayor quería ser como tú, ahora de mayor soy lo que soy gracias a ti. Sé que “lo dejarías todo” como canta Chayanne por mí. Juntas nos pintamos la cara “color esperanza” como Diego Torres. Y la lección más importante de todas… Me has enseñado a ser fuerte y a “vivir mi vida” como salsea Marc Anthony.

Estas palabras son sinceras, de agradecimiento. Me las dicta el corazón y, éste, raramente se equivoca. El océano Atlántico nos separa…pero voy a tomar prestados estos versos de Antonio García Barbeito para decirte que “por lejos que me encuentre/ de ti, todas mis raíces/ siguen estando en tu vientre”…

Felicidades mamá, mi regalo para ti es esta canción de Il Divo.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)

http://www.youtube.com/watch?v=46a3mSBcaTI

 

El ritmo de la vida

music

No importa si estás triste, alegre, eufórico, con miedo… porque ella siempre será una gran aliada. No me refiero a una madre, que también, hablo de la música. Dicen que nos estimula desde antes de nacer y a lo largo de nuestra vida va marcando cada momento que vivimos. En los malos momentos, y por supuesto en los buenos, la música y la literatura son grandes aliados.

Decía Nietzsche que “sin música la vida sería un error”, al menos, la mía tendría un gran vacío. Recuerdo las canciones infantiles que me acompañaban en los viajes con la familia. Para mí, ese casette era fundamental. Seguro que mis padres pensaron en más de una ocasión en cómo deshacerse de él…Pero ya se sabe que los hijos te cambian la vida…

El tiempo pasa… He ido creciendo… Las cintas se han convertido en CDs, los walkmans en discman… hasta llegar a los Mp3, 4, 5 o Ipod. Y, como no puede ser de otra manera, los gustos musicales han cambiado conmigo. No puedo decir que ahora sean mejores que antes, sencillamente, son diferentes. Si me tuviese que decantar por mi cantante favorito o mi música preferida no sabría que decir. Todo depende del momento, el lugar y las circunstancias.

Hace menos de un mes que dejamos los villancicos, el frío invernal nos acompaña ahora más que nunca pero “al mal tiempo buena cara”. Ya queda menos para la primavera, el calor, las terracitas…y los festivales de música. Te puede gustar más o menos el cartel de tu festival favorito pero el de este año del Sonorama es, como poco, sorprendente. ¿Les ha dado “un aire” a los organizadores?…¿Raphael cabeza de cartel de un festival “indie”? ¡Vaya escándalo! Y nunca mejor dicho.

No sé cual será la canción del verano, aunque en junio ya nos sabremos, más que de sobra, el We are one de Pitbull, Jennifer Lopez y Claudia Leite. Será la banda sonora del esperado Mundial de fútbol. Millones de personas estarán pendientes de Brasil, de ver a los suyos defender sus colores. Los nuestros, además, defienden título…¡Qué recuerdos nos ha dejado el Waka Waka a los españoles…!

Ya sea indie, clásica, latina, pop… lo importante es disfrutar de ella. Víctor Hugo, el célebre novelista francés, dijo que “la música expresa aquello que no puede decirse con palabras pero no puede permanecer en silencio”. No sé si sabría componer una canción. De momento, lo único que voy componiendo día a día es la banda sonora de mi vida. A veces, está bien acompasada y otras no. Me gusta la espontaneidad aunque muchos no lo vean así. No aspiro a ser el número uno de ninguna lista de ventas, simplemente, quiero Vivir mi vida

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)