Con la “B” de basura

cubo-basura

Casi un mes ha pasado desde que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, dijera: “Nos hemos acostumbrado a un nivel de limpieza muy alto”. Pues bien, no me gustaría acostumbrarme al nivel de suciedad que hay ahora. Las calles de Madrid presentan un aspecto lamentable. Por no hablar del olor que desprenden los montones de basura…

De niña veía Barrio Sésamo y nunca me gustó Óscar, “el gruñón” (yo era más de Triqui, “el Monstruo de las Galletas”). Óscar, ese personaje de pelo verde, siempre iba metido en un cubo de basura…Su carácter era muy desagradable, le encantaba la porquería y gritaba a los cuatro vientos: “Amo la basura”. No me gustaba entonces y ahora tampoco, pero reconozco que para él; Madrid ahora mismo sería un paraíso…

Si continúo haciendo memoria, me acuerdo de Don Gato y su pandilla. Eran gatos callejeros y en los cubos de basura de Manhattan encontraban su hogar. Por mucho que los persiguiera la policía siempre se escapaban…Cuantas aventuras se vivieron por Nueva York gracias a estos personajes…Eso sí, siempre se descansaba en un buen cubo… En Madrid ahora tendrían para elegir…

Los dibujos de la infancia se recuerdan de por vida. Los Fraggles Rock vivían en un mundo subterráneo, y concretamente, recuerdo la frase: “La Montaña de Basura ha hablado”. Si, era Doña Basura quien aconsejaba a los pequeños “Fraggles” en sus problemas… No digo que los montones de basura madrileños se vayan a poner a cantar pero si se unen forman, como poco, una orquesta…

No sé, si como decía la alcaldesa madrileña la limpieza antes era excesiva pero, al menos, el sabio refranero español dice: “La limpieza es nuestra mejor presentación”. ¿Qué imagen se está mostrando? De las ciudades que he visitado, no recordaré el nombre de las calles o algunos detalles, pero sí, si era agradable pasear por sus calles… Se dice que Valencia huele a azahar y que Sevilla tiene un color especial, pues Madrid lleva unas semanas que…

Lo que al menos tengo claro es que ahora tomarse el famoso “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”, es aparte de caro, desagradable. Ahí queda eso, señora Botella.

Jimena Bañuelos (@14ximenabs)